InternacionalesNoticias

Con 103 años, Julia Hawkins gana los campeonatos americanos de 50 y 100 metros lisos, batiendo récords de velocidad

EEUU

Cuando al cumplir el siglo de vida, Julia Hawkins decidió pasar a competir en las pistas de atletismo no le empujaba ningún afán competitivo especial. Había sido madre de cuatro hijos y contaba con tres nietos que le habían proporcionado otros tantos bisnietos. En su familia, el deporte de competición es importante.Sus bisnietos llegaron a competir al más alto nivel en el ciclismo, ganando varios campeonatos nacionales en EE.UU.

Quién le hubiera dicho a esta centenaria que tres años después sería conocida por su sobrenombre “Hurricane” y por sendos dobletes en las pruebas de 50 y 100 metros lisos de los Juegos Nacionales para atletas senior. Julia ganó el doblete en 2017 en Louisiana, batiendo el récord mundial del heptómetro en su categoría.Y acaba de repetir el doblete en la última edición de los juegos que han tenido lugar esta semana en Albuquerque.

Se trata de la mujer más anciana en las pistas estadounidenses, según la asociación organizadora de los Juegos Nacionales para atletas sénior. A pesar de la felicidad del éxito, un prurito de competidora nata le recorría la piel cuando explicaba sus sensaciones tras la carrera al programa de ABC “Good Morning America”: “Estoy encantada de haber rendido tan bien, pero no llegué a mis marcas. No sé si es porque ya soy mayor, o quizás me pudo el ambiente“.

Lo que realmente impulsó a Julia a empezar a entrenar con 100 años en las pistas de atletismo fue que a su cuerpo frágil no le convenía seguir saliendo con la bici en rutas de montaña. Era más fácil y cómodo desplazarse por el tartán

Las claves de su éxito

La esperanza de vida crece de generación en generación. Lo difícil es mantenerse saludable a edades provectas. Cuando le preguntaban en ese mismo canal por el secreto de su longevidad, explicaba: “Mantenerse ocupada. No dejar de moverse. No hago ningún ejercicio en particular. Solía ​​hacerlo, pero creo que ya no lo necesito.“ La actividad física de Hawkins se limita a las horas que pasa haciendo horticultura en el jardín en su casa en Louisiana. Hay más secretos: “Siempre he mirado bien qué comer, he comido sano y mantenido mi peso”.

El futuro a los 103 años

Dentro de su casa están todas las medallas de oro que ha acumulado a lo largo de los años. Las muestra a los periodistas que investigan en su domicilio en busca de detalles sobre su biografía: “Las guardo aquí y allá. Tengo unas cuantas. Mi esposo hizo una caja para que las guardara”.  Cuando le pregunta por cómo planifica su próxima carrera,responde: “Nunca se sabe. Cuando tienes 103 años, todos los días son un milagro” fuente. La. Vanguardia

Show More

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
Close